¿No has conseguido dormir ocho horas? A veces es complicado si llevas un ritmo de vida ajetreado. El trabajo, los hijos, el tiempo libre, el gimnasio. ¡Nadie se libra! Dormir mal es un factor que puede afectar bastante a la belleza natural de tu piel, y más si es una constante. Te contamos algunos trucos que deberías tener en cuenta para despertarte con buena cara aunque no hayas dormido del todo bien.

La belleza natural de tu rostro se puede ver alterada por la falta de sueño. Te contamos algunos pasos básicos para tratar de ganarle la batalla a la falta de sueño, ¡y en cuanto puedas, échate a dormir!

#1. Agua fría

El agua fría estimula la circulación y por eso, si has pasado una mala noche y notas tu rostro hinchado, es un método puede ayudar. Cuando te levantes, utiliza agua fría para lavar tu piel. Este simple gesto puede hacer que te veas mejor y que la hinchazón facial, sobre todo en la zona de los ojos, disminuya. 

#2. Masaje facial

Un básico del cuidado personal y los cuidados de la piel es el automasaje. Ya durante la limpieza facial nocturna, antes de acostarte, conviene que lo practiques. Consiste en realizar movimientos suaves de arrastre de abajo hacia arriba por toda la cara, finalizando con pequeños toquecitos con las yemas de los dedos (algo conocido como “tecleo facial”).

Si dormir mal ha afectado a la belleza de tu rostro por la mañana, prueba a practicar el automasaje facial cuando te levantes, durante la limpieza de cutis. Este procedimiento hará que, además de liberar tensiones, le aportes firmeza a la piel a la vez que luchas contra las arrugas. 

bio cell mask#3. Mascarilla hidratante

¿Prevés que tu noche va a ser muy corta, y que no vas a descansar todo lo que deberías? Mientras haces la cena, la comida del día siguiente o simplemente mientras te relajas un poco, prueba por aplicarte una mascarilla para luchar contra el estrés de la piel, el cansancio y la deshidratación. Este paso preventivo hará, seguro, que te levantes con buena cara a la mañana siguiente, pase lo que pase. O si tienes tiempo por la mañana, una buena mascarilla hidratante puede ayudarte a conseguir ese efecto ‘buena cara’ que creías que no podrías conseguir tras pasar una mala noche.

Un broche en lo que respecta a los cuidados de la piel, las mascarillas son el complemento perfecto, de vez en cuando, en toda rutina de belleza. ¿Nuestra recomendación para potenciar tu belleza natural? Bio Cell Mask, la mascarilla de BDR que mejora la hidratación de la piel, con un efecto suavizante y equilibrante. Consigue una piel transparente, más luminosa, con poros finos y uniforme. Esta mascarilla es relajante y suavizante, además de apta para todo tipo de piel.

#4. Un buen desayuno

Recuerda: somos lo que comemos. Si has pasado una mala noche, con falta de sueño, lo último que debes hacer es abandonar tu casa sin desayunar. Además, durante el resto de la mañana, deberías hidratarte para contrarrestar la mala noche y ayudar a tu cuerpo a eliminar toda toxina perjudicial.


¿Eres esteticista? Dale a PLEI y descubre todo el contenido que te espera