Si hay un paso que es verdaderamente INELUDIBLE dentro de tu rutina de cuidados diarios, ese es la limpieza facial. Hoy te contamos todo lo que NO debes hacer durante el desmaquillado para lucir una piel sana, lisa y perfecta.

Si hay algo que caracteriza a las celebrities es su cutis envidiable. Y sí, puede que ellas tengan algún que otro secreto más para conseguirlo, pero todas coinciden en algo en lo que respecta a su belleza envidiable: ¡nunca se saltan la limpieza facial! Kim Kardashian asegura que el desmaquillado y limpieza facial constituyen un paso crucial dentro de su rutina. ¡Pero no hace falta ser famosa para saberlo! Como tampoco hace falta serlo para presumir de piel.

Conseguir un cutis envidiable es como construir una casa: hay que empezar por los cimientos, y después seguir construyendo. La limpieza facial forma parte de los cimientos de nuestra belleza, ¡y esto que viene a continuación es de lo que te tienes que olvidar a partir de ya cuando limpies tu rostro!:

#1.  Olvidarte de cuello y escote durante la limpieza facial

Si te maquillas habitualmente, sabrás que no debes olvidar extender tu base de maquillaje hacia la zona del cuello para difuminarla y evitar un “efecto máscara”. Por ello, cuando limpies tu rostro, ¡no debes olvidarte del cuello! Además, también es una zona expuesta que, a lo largo del día, acumula impurezas propias del ambiente. Lo mismo ocurre con el escote: que no lo maquilles no quiere decir que debas olvidarte de él. Errores que no debes cometer durante la limpieza facial

#2. Usar productos poco adecuados para tu piel

En lo que respecta a cuidados de la piel, hay un mandamiento clave: usar SIEMPRE cosméticos que se adapten a tu tipo de cutis. Con la limpieza facial no ha de ser menos: los limpiadores que utilices siempre tienen que ser aptos a tu piel, sea esta grasa, normal, seca, sensible… Si utilizas un cosmético erróneo, puedes generarle daños.

-¿Piel grasa, mixta o irritada? Nuestra leche limpiadora Re-Move PH regula el exceso de grasa a la vez que limpia tu rostro de la manera más eficiente. Anti-inflamatorio, astringente y bactericida, ¡siempre respetuoso con las pieles más problemáticas!

-Pieles normales, secas y deshidratadas: también tenemos algo para vosotras. Re-Move Ultra Cleanser es vuestro desmaquillante. Hidratante, elimina las toxinas superficiales y mantiene el pH de la piel equilibrado.

#3.  Abusar de las toallitas desmaquillantes en toda limpieza facial

Sí, sabemos que a veces nos puede la comodidad. Las toallitas desmaquillantes son una opción fácil y rápida, pero los profesionales coinciden en algo: no son la opción más adecuada para uso diario, ya que en realidad no limpian en profundidad, ¡y pueden irritar tu piel!

Se aconseja que sólo las utilices a modo de urgencia o como algo puntual, pero no a diario. Con este tipo de producto tendemos a frotar en exceso la piel, algo que puede generar picor, irritación y rojeces.  ¿No te convencemos? Haz la prueba. Limpia tu rostro con una toallita húmeda. Cuando creas que está completamente limpio, utiliza tu limpiador habitual. ¡Comprobarás que aún quedaban bastantes restos de suciedad y maquillaje!

#4. Utilizar agua demasiado caliente o demasiado fría

¡Cuidado con esto durante tu limpieza facial! Utiliza siempre agua tibia, ya sabes lo que se dice: ¡los extremos son malos! El agua en exceso fría o caliente puede dañar la barrera protectora natural de tu piel.


¡Síguenos en Facebook y entérate de todo lo relacionado con La Cápsula del Tiempo BDR!