¡No te deprimas! Si has vuelto a la rutina, hay algo que puede animarte: puedes prolongar la vida de tu bronceado veraniego un poco más. ¡Te lo contamos!

Estos son los pasos imprescindibles para mantener ese fantástico moreno veraniego:

#1. Antioxidantes, tus mejores aliados

Tanto ingerir antioxidantes naturales como utilizar cremas hidratantes que los contengan (como la vitamina C) ayudará a proteger tu piel y a que tu bronceado permanezca luminoso y bonito durante más tiempo. Frutos rojos, té verde… muchos alimentos contienen antioxidantes. Por ejemplo, para garantizar una regeneración eficaz de tu piel tras los efectos del verano, un alimento como el salmón debería ser un asiduo de tu dieta.

#2. After-sun

Si tienes la gran suerte de poder disfrutar aún del buen tiempo de septiembre, utilizar after-sun después de tomar el sol ayudará a que tu bronceado se mantenga. ¡Tu moreno cobrará vida! Te recomendamos su aplicación tras la ducha para una regeneración total de la piel a la vez que la hidratas en profundidad.

#3. Hidratación

Es fundamental que tus células reciban agua, y que trates de aportársela tanto por dentro (bebiendo mucha agua) como por fuera (cosméticos). Todos sabemos que el sol deshidrata, por lo que es vital que le aportes ese sustento que le pueda faltar a tu piel. Hidratándote interior y exteriormente contribuirás a que tu piel se mantenga bronceada: tu epidermis responderá a lo que haya en tu interior. ¡Somos agua!

#4. Exfoliación

Mucha gente piensa que, exfoliando la piel, su moreno desaparecerá. ¡Nada más lejos! La exfoliación regenera la piel, y es un paso fundamental si quieres que tu bronceado se mantenga más tiempo y más bonito. Pero no te pases: exfolia tu piel una vez a la semana para no dañarla.


¡Síguenos en Instagram!