Te contamos todo lo que tienes que saber acerca de la protección solar para que encontrar tu crema ideal no se convierta en una odisea.

Toma nota, ¡y que el verano no pueda con tu piel!

¿Qué significa exactamente el FPS o SPF?

“Factor de Protección Solar” o “Sun Protection Factor”: ambos términos te sonarán. ¿Pero qué significa exactamente ese número que estamos acostumbrados a ver en los productos solares?

Pues bien, el FPS indica el tiempo que la piel tarda en enrojecerse. Cuanto más alto es el FPS, más largo es el periodo de exposición al sol. ¿Qué quiere decir esto? Por ejemplo, las pieles más claras pueden resistir al sol sin quemarse unos 10 minutos. Siendo esto así, una crema con un factor de protección 30 multiplicará por 30 veces el tiempo que una persona con ese tipo de piel puede estar expuesta a los rayos solares. 

¿Qué tengo que tener en cuenta a la hora de aplicar mi protector solar?

¡Tu fototipo de piel! ¿Cómo saber cuál es el tuyo?:

  • FOTOTIPO I: Piel y pelo claro, ojos muy claros, pecas abundantes. Suelen sufrir muchas quemaduras y muy fácilmente, rara vez se broncean.
    FPS RECOMENDADO: 50.

 

  • FOTOTIPO II: Piel y cabello castaño claro o pelirrojo, ojos pardos o verdes, algunas pecas. Se pigmentan ligeramente, se queman y descaman con facilidad.
    FPS RECOMENDADO: 50.

 

  • FOTOTIPO III: Piel blanca, pelo y ojos castaños. Se queman moderadamente, a veces se pigmentan.
    FPS RECOMENDADA: 30.

 

  • FOTOTIPO IV: Piel ligeramente tostada, pelo y ojos oscuros, castaños. Rara vez se queman, pero pueden pigmentarse con facilidad.
    FPS RECOMENDADO: 30.

 

  • FOTOTIPO V: Piel, cabello y ojos oscuros. No se suelen queman, pero pueden pigmentarse.
    FPS RECOMENDADO: 20.

 

  • FOTOTIPO VI: Piel negra, no es habitual que se quemen, deben evitar igualmente la exposición al sol sin protección.
    FPS RECOMENDADO: 20-15

¿Eres esteticista? Dale a PLEI y descubre todo el contenido que te espera