Hablamos de imperfecciones para referirnos a los elementos que alteran el aspecto y la salud naturales de la piel. Estas irregularidades se originan por causas muy diversas. Además, pueden presentarse de forma aislada o conjunta.

Las imperfecciones más comunes encontramos el acné, los puntos negros y las manchas:

#Acné

Es una afección de la piel que suele estar relacionada con la variación hormonal que sufrimos de forma natural. Por este motivo, en la mayoría de los casos se presenta durante la adolescencia. El estrés, el consumo de algunos fármacos y el uso de cosméticos con alto contenido en aceites son otros de los factores que pueden provocar esta afección.

BDR propone tres tratamientos para acabar con este problema:

Cápsula Antiancé A

Cápsula Antiacné B

Cápsula Antiacné C

Cada uno de estos tratamientos se personaliza en función de las necesidades de cada piel. Consiguen regular la secreción sebácea, reducir el tamaño de los poros y homogenizar la textura y el aspecto del rostro.

#Puntos negros

Los puntos negros son un tipo de imperfecciones de la piel que aparecen cuando las glándulas sebáceas incrementan su producción natural de grasa. Esto produce un exceso de sebo que obstruye los poros.

Además de mantener una buena limpieza que evite la acumulación de células muertas sobre los poros, BDR propone la Cápsula Antiacné A. Consiste en un tratamiento de entre 30 y 60 minutos para reducir el grosor de la piel y refinar los poros.

#Manchas

Las manchas se corresponden con una hiperpigmentación de la piel. Las manchas más frecuentes son las originadas por los léntigos solares –por exposición a los rayos ultravioleta-, el melasma –por alteraciones hormonales durante el embarazo- y la hiperpigmentación postinflamatoria –generada a raíz de la curación de una lesión.

Para evitar la aparición de manchas y suavizar su aspecto, lo ideal es realizar la Cápsula Imperfecciones. Asimismo, el tratamiento deberá complementarse con el uso diario del exfoliante Re-Action y, una vez por semana, Re-Action Natural.