Se conoce como HIIT a las sesiones de entrenamiento a base de intervalos de alta intensidad. Este tipo de entrenamiento involucra periodos repetidos de esfuerzo de alta intensidad seguido de tiempos de recuperación variados.

Los períodos intensos de trabajo pueden oscilar entre 5 segundos y 8 minutos de duración, y se realizan entre 80% y 95% de la frecuencia cardíaca máxima estimada de una persona, el número máximo de veces.

Los períodos de recuperación pueden durar igual que los períodos de trabajo y se realizan generalmente entre el 40% y el 50% de la frecuencia cardíaca máxima estimada de una persona. El entrenamiento continúa con la alternancia de trabajo y períodos de descanso de un total de 20 a 60 minutos.

1# Beneficios del HIIT

Se ha demostrado que el entrenamiento del HIIT mejora:

  • Condiciones aeróbicas y anaeróbicas
  • Presión sanguínea
  • Salud cardiovascular
  • Sensibilidad a la insulina (que ayuda a los músculos que ejercitan más fácilmente a utilizar la glucosa como combustible para producir energía)
  • Niveles de colesterol
  • Grasa abdominal y peso corporal manteniendo la masa muscular.

2# ¿Por qué HIIT Training es tan popular?

El entrenamiento del HIIT puede modificarse fácilmente para personas de todos los niveles y condiciones especiales, como el sobrepeso y la diabetes.

Los entrenamientos de HIIT proporcionan beneficios similares en forma de ejercicios de resistencia continua, pero en períodos de tiempo más cortos. Esto se debe a que los entrenamientos HIIT tienden a quemar más calorías que los entrenamientos tradicionales, especialmente después del entrenamiento.

3# HIIT en otros deportes

Una de las principales ventajas del HIIT es que se puede combinar con muchos deportes, ya que la variedad de ejercicios permite adaptarlo a diferentes equipamientos y disciplinas:

  • HIIT en natación.
  • HIIT en bici.
  • HIIT en running.
  • HIIT en la elíptica.
  • HIIT y pesas.

Se pueden practicar diferentes ejercicios, como HIIT tabata o HIIT core, que van desde sentadillas, abdominales, flexiones, zancadas, saltos a la comba, carreras en el sitio o la utilización de pesas, hasta ejercicios que pueden realizarse combinados con otros deportes, por lo que se puede planificar una rutina de HIIT adaptándola a lo que más interese trabajar del cuerpo o al deporte favorito.

¿Estás preparada para ponerte en forma?