A veces se presentan en nuestro rostro brotes de acné leves por zonas, y quizá nunca te lo has planteado, pero este hecho y, cada una de las zonas, responde a unas causas concretas que hacen que nos salgan espinillas y que, podemos procurar prevenir o evitar. ¡Apunta!

Vamos a dividir el rostro en cinco zonas: la zona 1 es la barbilla, mandíbula y cuello, la zona 2 la comprenden la línea del pelo y as sienes, alrededor de la boca es la zona 3, llamaremos zona 4 a las mejillas, y la zona 5 es la compuesta por nariz y frente.

Zona 1

La culpa de que aparezcan brotes de acné en este área la tiene la menstruación y el desorden hormonal al que se ve sometido el cuerpo cuando se acerca el período. Esta fluctuación hormonal provoca una sobre estimulación de las glándulas sebáceas, haciendo que produzcan más grasa, que obstruye los poros y provoca las espinillas.

La forma de prevenirlas es utilizar un tratamiento antiacné una semana antes del período, o productos que contengan peróxido benzoico o ácido salicílico. Al aplicarlos, céntrate en la barbilla, la zona mandibular y el cuello, sin olvidar el resto de zonas de tu rostro, aunque solo sea por prevención.

Zona 2

En ocasiones utilizamos productos para el pelo que provocan estas desagradables espinillas, como los fijadores o la gomina que, con frecuencia, su composición hace que los poros se obstruyan.

Para evitar esta situación es fundamental que los productos fijadores que te apliques no toquen tu piel, y asegúrate de lavarte bien las manos después de usarlos. Y para una ayuda extra, después de aplicarte este tipo de productos en el pelo, lávate bien la frente y la línea del pelo.

Zona 3

Los brotes de acné alrededor de la boca aparecen por los alimentos que ingerimos. Los restos de alimentos ácidos (como el limón o el vinagre) pueden quedar en tu piel después de comer e irritar o inflamar esta zona. Y los alimentos grasos que consumimos pueden llegar a taponar físicamente los poros alrededor de tus labios.

La solución está en pasarse una toallita limpiadora por la zona después de cada comida para retirar estas impurezas.

Zona 4

Si no te lavas las manos con frecuencia puedes provocar que te salgan espinillas en las mejillas. O puede que se produzcan por la pantalla del teléfono ya que, cualquier cosa que esté un largo período de tiempo en contacto con tu piel, puede ser un foco transmisor de bacterias que obstruyan los poros de tu piel.

Para prevenir estos brotes de acné, puedes limpiar la pantalla de tu móvil todos los días con una toallita antibacteriana o utilizar el manos libres. Y procura lavarte las manos con frecuencia además de evitar tocarte la cara, las manos son la principal fuente de bacterias del cuerpo.

Zona 5

Las espinillas que aparecen en la nariz y/o  la frente son causadas por el estrés. Nuestro cuerpo responde al estrés con brotes de acné en la zona T ya que, en esta situación, liberamos mucha adrenalina, que puede aumentar la producción sebácea y ese exceso de grasa es la que tapona los poros.

La forma de evitarlo es prevenirlo, teniendo en cuenta cuándo vas a estar más estresada y reforzando tu tratamiento antes de que se produzca ese estrés extra, o incluso comenzando con un tratamiento antiacné en ese momento.

brotes-de-acne